26 de octubre—20 de diciembre de 2014

Tomás Maglione
Día 1

En Día 1, Tomás Maglione nos lleva de viaje iniciático. Libres, frescos, sosegados, los videos que integran su muestra nos envuelven sutilmente en un mundo que reconocemos pero que en ellos vemos por primera vez. Luces, apariciones o deformaciones asombrosas se suceden con avasalladora naturalidad. Voces leen dominadas por leyes no convencionales, construyendo sentidos nuevos. Encendedores, diarios, parabrisas o sombras se vuelven de alguna manera herramientas metafísicas, utilizadas por alguien que parece relacionarse con esos elementos de manera primitiva, sin conocimiento de pasado o de función. Todo parece haber sido registrado por –y registrar el paso de- un ser imperturbable que deambula por la ciudad sin que ésta lo aturda, lo toque, lo apure, lo contienda. Un ser de una tribu urbana todavía sin nombre que se desliza por entre el paisaje de asfalto y concreto como un ángel mientras observa y captura con su mirada y su lente realidades intangibles, verdades hechas de luz, distancia y sonido que se nos aparecen en la magia de la proyección. Allí se guardan estos tajos de realidad, estas incisiones que silencian la furia y en su apaciguamiento construyen instantes de emotiva suspensión.

TM_traduccion_web   Día 1, 2014. Still de video digital, 9′ 31″. 

 

cipres_web     Ciprés, fuego, ciprés, 2014. Still de video digital, 1′ 05″.

 

sombra 3_webtomas maglione 1
     Los gigantes, 2014. Stills de video digital, 8′ 05″.

 

TM_rombo 2_web

Converter, 2014. Still de video digital, 10´31″.

TM_eterno_web     Eterno, 2014. Still de video, 3′ 40″.